I feel Nerd

febrero 16, 2010

El carnaval se ha acabado. Lo sé. Pero sigo sintiéndome un poquito nerd. No soy nada científica y realmente odio las matemáticas, -soy de letras puras-, pero sí soy una amante de la QUÍMICA. No entiendo nada de átomos ni neutrones, pero sí de conexión y feeling entre personas. A veces cuesta conectar con la gente, y mucho, pero otras podemos experimentar una energía, una especie de reacción natural al estar con alguien, y sentimos una fuerte atracción, una química especial.

No estoy hablando de amor, sinó de algo aislado, que va mucho más allá. Puedes querer a alguien y que no exista esa química, y tener química con alguien, pero no estar enamorado. Y si además consigues las dos cosas en un mismo lote, perfecto, ¿no?. ¡Qué suerte la mía!.

Esta química surge cuando menos te lo esperas, con gente que apenas conoces o  es contraria a ti, y te sorprende, te engancha incluso. En ocasiones es casi predecible; dos caracteres parecidos, mismos gustos, pensamientos afines… pero en realidad es algo totalmente espontáneo e irracional. Una mirada, un gesto, una palabra… son el principio de un sentimiento que te hace querer saber más de la otra persona e involucrarte en lo que dices o haces con ella. Es un detector de posibles relaciones (pi-pi piiiii), ya sea de amistad, de amor o profesionales.

Ha sido una semana llena de REACCIONES químicas. Algunas hasta han acabado con una explosión de alegría por mi parte, porque han conseguido que vuelva a mi entorno natural: el periodismo. Y se trata siempre de personas, de relaciones, no de suerte. Por eso hoy me siento nerd, porque la química me ha ayudado a ver el futuro de manera distinta.

Gracias a todas esas partículas que me acompañan en este viaje ^^

Love of Lesbian ::: Universos Infinitos

Anuncios

Un guisante en la cama

febrero 5, 2010

Últimamente siempre hay algo que no me deja dormir. La tristeza, el deseo, la rabia, la ilusión, la incertidumbre … sobretodo la incertidumbre. Es como estar al filo de un precipicio, sabiendo que puedes caer en cualquier momento, pero también con la sensación de que puede venir un héroe a salvarte, como en los cuentos. Pero… qué ocurrirá en realidad? Siempre intento pensar que acabaré volando, vistiendo una capa roja increible y que ese héroe me llevará a un lugar mejor… pero más tarde, tras dos vueltas en la cama, es inevitable pensar en que puedo acabar espachurrada en el suelo.

Es como tener un guisante en la cama…  pequeño, color esperanza, pero en definitiva, molesto.  Y no descanso. Me siento continuamente en estado de SHOCK. Y no soy la única. Parece como si hubiera llegado la hora de los cambios, de las reflexiones profundas, de los desengaños y de la búsqueda de ese YO que todos tenemos, pero que no acabamos de encontrar. La gente siente una ilusión contenida por las cosas buenas y un tremendo dolor por aquello que no le llena, o que le ha decepcionado. No es justo.

Y pese a todo, nos sentimos afortunados. O al menos yo. Me siento valorada, querida y respetada. Eso es mucho. Además, anoche tuve un momento astromántico, porque se reunieron en una sola mesa tres de las personas más importantes de mi vida, por no decir las más importantes, que también. Todas dejaron a un lado el cansancio, la tristeza, la rabia y la incertidumbre para compartir un momento de felicidad, comiendo shitake y sintiéndose parte de una pequeña família, que se entiende y se escucha.

A mi lado, ahora, una de ellas … refugiada en nuestro pisito por unos días – por suerte para nosotros –  y con algún que otro guisante en la cama tb.

Os dejo el vídeo de LOL ::: ‘Te Hiero Mucho – La historia del amante Guisante’

me ha encantado ::: atxu*