‘Madre Chihuahua’

octubre 18, 2010

Llevo tiempo analizando a una raza que se extiende a lo largo y ancho del país, y no es otra que la  ‘madre chihuahua’. Es una raza de madre pequeña, buena compañera en el ámbito doméstico & familiar… pero ¡cuidado!, que su aparente inocencia no os engañe, pese a querer lo mejor para ti, puede convertirse en un problema, sobretodo si llevas dos años sin convivir con ella, y volvéis al día a día juntas en el mismo hábitat.

Su comportamiento suele ser agradable, puedes disfrutar de ella tanto dentro como fuera de casa, te da cariño, te protege… no son agresivas, pero su instinto maternal y su miedo, pueden llevarles a hacer y decir cosas que no logramos entender, hasta el punto de ‘ladrar’ a un nivel ensordecedor por no contestar a su batería de preguntas -de las cuales aún no tienes respuesta- o de enfadarse y decir que ‘tientas a la suerte’ porque sales a cenar un día entre semana y llegas a las 00.00 h.

Yo tengo un ejemplar de pelo corto, rostro tímido y aparente calma, pero su afán de protección la lleva a la ‘zona roja’ en unos segundos, y siento que con mi comportamiento sólo hago que intensificar su inestabilidad. Las dos sufrimos con esta situación, y aunque yo la entiendo, parece que a ella le cuesta ponerse en mi lugar (cuando sea madre lo entenderé, o eso dicen). Por eso, después de ver un capítulo de César Millán, -que no os escandalicen las comparaciones, es sólo un juego estúpido-, me di cuenta de que necesitábamos establecer “reglas, límites y limitaciones” y alimentar la empatia madre-hija entendiendo ambas el rol de cada una y llegando al equilibrio.

Volver a casa no tiene por qué suponer una pérdida total de libertad. O eso creo yo. Y aunque tengamos que hacer una verdadera carrera de obstáculos, hay que intentarlo, ¿no?. Después de tanto correr, fijo que acabamos agotadas y sólo nos apetecerá espachurrarnos en el sofá y ver alguna ‘peli mala de domingo tarde’.

Guau, Guau, Guau!!!

P.D: Le dedico esta canción a mi ‘Mareda’… le encanta 🙂 y la verdad es que a mi también (En el fondo no somos tan diferentes… )*